Diagnóstico médico y su protección de datos

Los diagnósticos y pruebas médicas: Desde una simple medición de la tensión arterial hasta pruebas para la detección del cáncer son información muy sensible y la divulgación de dichas pruebas o resultados debe estar protegido de forma rigurosa por la ley de protección de datos.

En un tema tan privado como la salud de las personas se debe exigir al personal sanitario que extremen la observancia máxima de la intimidad de sus pacientes y de su historial médico.

historial de datos de tension arterial

A título personal diré que he llegado a presenciar como carritos con historias médicas de pacientes permanecían durante minutos en los pasillos de los hospitales o ambulatorios médicos sin ninguna vigilancia por parte del personal encargado de su gestión (en muchos casos por personal externo al propio hospital)pudiendo ser “fisgadas” por personas ajenas al centro sanitario. Lo cual me ha producido indignación y me oportuna queja a la dirección de dichos centros.

Anécdotas en el mundo hospitalario existen muchas, expondré dos de las muchas que he presenciado:

  • He visto como se tomaba la tensión a mi hija pequeña “voceando” su resultados, pudiendo ser oídos por el resto de pacientes que esperaban cola para tomarse la tensión, yo me pregunto si no disponen de tensiómetros que sean capaces de enviar las mediciones al ordenador sin tener que ser “cantadas a viva voz”, quizás deberían investigar webs como http://www.comprartensiometro.net dónde hallarían equipos de medición arterial profesional con tecnología puntera capaz de enviar los datos al ordenador central sin poner en peligro la privacidad de datos del paciente.
  • Yo mismo he podido oír como a los familiares de un ingresado se les comunicaba que el ingresado solo le quedaban unas pocas horas de vida (¿No hay despachos para dar ese tipo de noticias a los familiares y cuidar así la intimidad y privacidad personal e historial médico de esos enfermos?

 

Causa controversia, precisamente por la confidencialidad que deben guardar el personal medico la cuestión de informar o no a los familiares sobre el estado de salud de un paciente, cuando éste expresamente (aun a pesar de ser un anciano) determina que no se suministre a nadie ningún tipo de información sobre su estado de salud.

El consumidor, en este caso el paciente, debe ser consciente que el derecho le asiste y tiene derecho a exigir una copia de los resultados de todas las pruebas que le han realizado, y debe saber que si por algún motivo el hospital se niega a ello puede recurrir a la Agencia de protección de datos e interponer una reclamación, la cual debe interpondrá una sanción al responsable médico.

En caso de que no te hagan caso puedes recurrir a la oficina de atención al paciente e incluso acudir al juzgado para conseguir la documentación relativa a tu estado de salud ya que es totalmente privativa  y todo personal sanitario tiene la obligación de entregarte de toda la documentación relativa a la misma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *